viernes, 29 de septiembre de 2017

7 de Octubre - Iglesia por el trabajo decente

Hoy, representantes de Cáritas, Confer, Hoac y Joc de la diócesis de Ciudad Real, hemos tenido el primer encuentro para preparar la jornada de reivindicación por el trabajo decente, dentro de la iniciativa "Iglesia por el trabajo decente".
Más información en www.iglesiaporeltrabajodecente.org







martes, 8 de agosto de 2017

Comunicado Cursos de Verano HOAC #CVHOAC


Otra manera de ser, trabajar y vivir en el mundo obrero #CVHOAC


Convocados por la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), 350 personas hemos celebrado en la Universidad de la Mística (CITES) de Ávila, los Cursos de Verano, bajo el lemaOtra manera de ser, trabajar y vivir en el mundo obrero. Los cursos son un espacio de oración, reflexión y diálogo para quienes participamos, disfrutando y conviviendo en un clima de acogida y fraternidad. 

Este año y a través de distintas reflexiones, ponencias y experiencias, hemos dialogado sobre el acompañamiento de la fe que hemos de prestar a militantes cristianos. También hemos compartido qué economía necesitamos para construir una vida digna desde el trabajo decente, iluminado por distintas experiencias de personas y colectivos para militantes, familiares, simpatizantes y amigos) y hemos orado desde la vida para construir el bien común.
En el marco de los cursos, nos hemos manifestado, en la Plaza de Santa Teresa de Ávila para denunciar públicamente con La pasarela de los contratos precarios, la manera en la que está organizado el trabajo y cómo afecta a las condiciones de vida de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país y en el mundo. A continuación hemos compartido y celebrado la Eucaristía con la Iglesia de Ávila en la Parroquia de San Pedro. Les hemos dado la voz a las trabajadoras de la limpieza del edificio de la Junta de Castilla y León (Los Paúles) que llevan 5 meses sin cobrar su salario, solidarizándonos con su lucha y con la entrega de 2.000 euros recogidos, como expresión de nuestra comunión de bienes, entre los participantes.

Fruto de este compartir entendemos que lo que está pasando en nuestra economía, nos afecta a todos y a todas de una manera determinante, especialmente a los más pobres, ya que está basada en el logro del beneficio sin medida y no tiene en cuenta a las personas, mercantilizándolas y utilizándolas en su propio beneficio. El papa Francisco nos recuerda que "esta economía mata" y que, "es necesario una economía que cree comunión" (Congreso Internacional de Economía de Comunión) y esto no es posible sin la promoción de la justicia.

Economía y comunión deben estar una al lado de la otra, y cuando van unidas nos lleva a compartir lo que somos y tenemos. La economía debe estar al servicio del bien común y por eso afirmamos que es urgente recuperar la centralidad del trabajo, tan devaluado en los últimos años, por la escasez de éste y por la precariedad que se ha instalado en la vida de las personas con la consecuente pérdida de derechos sociales y laborales.

Creemos que es necesario desarrollar una nueva cultura económica, para avanzar en la lucha contra la pobreza y así evitar víctimas y descarte de personas.

Planteamos que hay instrumentos para que esto sea posible:
Economía de comunión como camino, proponiendo y viviendo un estilo de trabajo y de vida alternativos a los dominantes en la actualidad.
Economía social como base del trabajo decente y del bien común.
Una renta ciudadana (o salario social) que garantice que, mientras no tengan trabajo que lo permita, todas y cada una de las personas alcancen unos mínimos vitales necesarios para llevar una vida digna.
Finanzas éticas. Utilizando el dinero en coherencia con nuestros valores.
Experiencias de Fondo de Solidaridad, como expresión de comunión de bienes con las personas empobrecidas.

Estas experiencias que hemos compartido en los cursos no son las únicas, hay más, y unas y otras muestran el camino que estamos llamados a recorrer como expresión certera que otra forma de ser, pensar y vivir es posible. 

Como creyentes en Jesús, el Dios de las personas y de la vida, quien nos anima a construir Reino de hermanos y hermanas, os animamos y convocamos a seguir siendo semilla de ese Reino en nuestro mundo.